top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#PersonaFavorita Satya Nadella

El ecosistema Windows cuenta actualmente con una cuota de mercado de aproximadamente el 76% en los sistemas operativos de escritorio. Pero a pesar del potencial crecimiento de Microsoft, llama la atención que no cuente con un sistema operativo móvil propio. No obstante, la compañía lo tuvo hasta 2017, fecha en la cual se puso el punto y final a Windows Phone.

En una entrevista reciente concedida por Satya Nadella, CEO de Microsoft, admite que la empresa cometió errores móviles graves. Y es que considera que la salida de Microsoft del negocio de la telefonía móvil se podría haber gestionado mejor, ya que había métodos para hacerlo funcionar, tal vez reinventando la categoría de informática entre PC, tabletas y teléfonos.

El sistema operativo para dispositivos móviles de Windows Phone luchó por hacerse hueco en un mercado complejo dominado por Android e iOS, llegando incluso a obtener una cuota de mercado elevada en determinadas zonas. Pero se fue abandonando a la deriva de forma paulatina y cediendo terreno a Google y Android.

Todos los esfuerzos de Microsoft durante la última década se han centrado en la fabricación de aplicaciones para iOS y Android, actualizando constantemente su aplicación Phone Link para vincular teléfonos Android y iPhone a Windows. También mantiene una estrecha relación con Samsung para que sus aplicaciones móviles de Office se encuentren preinstaladas en los teléfonos Android de la compañía.

Windows Phone presentaba grandes ventajas en materia de seguridad, pues todas las aplicaciones descargadas estaban certificadas y contaba con una app integrada que actuaba como antivirus frente al malware. Además, trabajaba muy bien la función multitarea.

Las causas de su extinción

Windows Phone echó el cierre en 2017 debido a la falta de apoyo por parte de los desarrolladores y por el descenso en el número de usuarios móviles. Durante su último año de actividad, la cuota de mercado se redujo a menos del 1%, aunque siempre estuvo por debajo del 4%. La cuota de mercado de Windows Phone pasó del 2.5% en 2015 al 0.1% en el primer trimestre de 2017.

Si se analiza su historia puede verse que la cuota de mercado de Windows Phone en 2013 en Reino Unido era del 12% y en Italia del 17,1%. En 2011, dos años antes, se predijo que Windows Phone aumentaría su participación en el mercado mundial de un 3,8% a un 20% en 2015, pero dichas estimaciones nunca se llegaron a cumplir y la división de la compañía acabó echando el cierre.

En el mercado de EEUU no lograron sobrepasar la barrera del máximo histórico del 5%. Microsoft contó con hasta 800.000 aplicaciones disponibles en la tienda de Windows Phone, mientras que iOS contaba con unos 2,2 millones y Android con 4,4 millones.

La compañía intentó un cambio a raíz de la cesión de licencias de Windows Phone y RT para aumentar la cuota de mercado, pero no fue fructífero. De igual modo, Microsoft intentó frenar el declive con la adquisición de Nokia por 8.000 millones de dólares, pero los datos demostraron que no fue una inversión rentable.

Un sentimiento de autocrítica

Satya Nadella no es el primer director ejecutivo de Microsoft que reconoce que se cometieron errores móviles importantes. Hay que recordar que a su llegada en 2014, sustituyendo a Steve Ballmer, canceló 7.600 millones de dólares relacionados con la adquisición del negocio de teléfonos Nokia. Luego Microsoft lanzó los terminales Surface Duo y Suface Duo 2 con Androd, pero la falta de actualizaciones de software parecen condenar a la extinción de estos dispositivos.

La gestión de Ballmer no fue mejor que la de Nadella, pues tras criticar a iPhone por no ser capaz de atraer a los clientes empresariales pese a ser el teléfono más caro del mundo, lamentó en 2013 no haber centrado su atención en el sector del teléfono móvil. Reconoce que estuvieron demasiado enfocados en el éxito de Windows Vista y que no supieron ver la oportunidad de mercado que se les presentaba con el sector de la telefonía móvil.

La demanda antimonopolio iniciada por los reguladores en EEUU contra Microsoft en 1998 y la falta de adaptación a los cambios latentes del mercado, hicieron fracasar taxativamente a Windows Phone. Los fabricantes tomaron como una amenaza la apuesta de la entidad y suspendieron rápidamente el licenciamiento de Windows Phone en pro de Android.



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page