top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#PersonaFavorita Greg Brockman

Varios días después del fin del terremoto que sacudió OpenAI y que ocasionó primero la salida de su CEO, Sam Altman, y de su Presidente, Greg Brockman, que regresaron unos días después a sus puestos, parece que los cambios en la dirección de la compañía no han terminado. En este caso, las novedades están relacionadas con su Junta Directiva, ya que Microsoft, su principal accionista, tendrá por fin un puesto en ella. Eso sí, solo con voz, no con voto.

Con este paso quedan solucionadas muchas dudas en torno a la posición de la compañía que en la actualidad es el principal accionista, y también el mayor apoyo, de OpenAI. Microsoft, que tiene el 49% de las acciones de la compañía, no tenía ahora ningún representante en su junta.

Sam Altman, que es de nuevo el CEO de OpenAI, ha señalado en un comunicado en el que confirma varias novedades para la empresa, que hicieron «claramente la elección correcta al asociarse con Microsoft«, y que está «encantado de que la nueva junta les incluya como observador sin derecho a voto«.

Por otro lado, Altman confirma que no han perdido ningún empleado durante la situación, y que tanto él como Brockman han vuelto a sus puestos. También lo ha hecho Mira Murati, que durante menos de 48 horas tras el despido de Altman fue la CEO provisional de OpenAI. A partir de ahora ocupará el puesto que ha tenido siempre en la empresa: CTO.

Actualmente, la Junta directiva de OpenAI cuenta con tres miembros, que serán los que se encarguen de ampliarla para incluir a Microsoft y a varios directivos más, todavía por determinar. Lo que sí está confirmado ya es que el encargado de dirigirla será Bret Taylor, que ha asegurado estar centrado en «reforzar la gobernanza corporativa de OpenAI«. Eso sí, también ha señalado que abandonará la junta una vez que tenga todos sus puestos cubiertos y la empresa esté estabilizada.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page