• Reclunautas

#RecluTips: Mejora tu salud en la oficina

¿Trabajas en una oficina? ¿Pasas la mayor parte de tu día sentado haciendo un trabajo monótono? ¿Cuándo llegas a casa no tienes tiempo o energía para dedicarte a hacer ejercicio? Si esta es tu situación, debes saber que puedes cuidarla incluso en la oficina con un poco de voluntad y esfuerzo cada día.


¿Cómo cuidarse en la oficina? ¡Te damos 3 consejos para que pongas en práctica cada día!


1) Camina

El hecho de tener que trabajar sentado frente a un ordenador no es impedimento para caminar, de hecho, tienes muchas opciones para hacerlo.

Puedes ir a la oficina caminando, u optar por ir al trabajo en bici, en lugar de usar el medio de transporte que usas habitualmente. Si la distancia es demasiado larga y no quieres llegar descuidado a la oficina puedes dejar la caminata para la vuelta a casa.

Además, si cuentas con escaleras en la oficina una buena forma de ejercitarte es subir y bajar las escaleras cada tanto, aunque sea un par de veces en tu horario del almuerzo.

También puedes optar por llevar un almuerzo ligero que puedas comer rápido y dedicar el resto de tus minutos de descanso a caminar por el edificio e incluso salir a recorrer la zona. Sin lugar a dudas, será mucho más productivo que quedarte mirando la pantalla del móvil por 20 minutos.


2) Snacks saludables

La oficina es el sitio ideal para consumir comida basura que no le hace ningún bien a nuestro organismo y, de hecho, puede tener muchas consecuencias si se consume de forma habitual.

Casi sin pensarlo, seguro que siempre tienes algunas galletas dulces o  golosinas escondidas en algún cajón para comer de vez en cuando. Lo mejor es cambiarlos por snacks saludables como frutas o frutos secos, cereales o palomitas de maíz.


3) Cuida tu postura

Con la intención de buscar comodidad, muchas veces usamos las sillas de la oficina de manera incorrecta. Lo ideal es sentarse con los pies totalmente apoyados y la espalda recta, los brazos apoyados y el cuello recto, con el monitor en la misma línea que los ojos, o apenas por debajo.

Si te sientas como debes, reducirás notoriamente el impacto de estar tantas horas sentado y te asegurarás de evitar las posibles lesiones que esto puede generar.

Pon en práctica estos consejos cada día en la oficina, y con simples accionesestarás cuidando tu salud sin casi notarlo.




4 visualizaciones0 comentarios