• Reclunautas

#RecluTips imprescindibles para tener una buena salud mental

Las personas tendemos siempre a intentar cuidar lo mejor posible nuestro aspecto físico y buscar de todas las formas posibles como sentirnos bien con nuestro cuerpo. Muchas son las preguntas que se buscan en los foros de internet o se preguntan a los médicos acerca de una dieta para adelgazar, o frases como: Me siento gordo, ¿que puedo comer para sentirme mejor?


La salud mental está conectada a la salud física y en cierto modo van de la mano. Si una se encuentra mal, la otra se ve afectada. Pero siempre se le da mucha más importancia por parte de la sociedad a la salud física porque es realmente la imagen que das a las personas que te rodean. Lo que pasa por tu mente y cómo se encuentra se queda para uno mismo.


Pero en muchas ocasiones las personas piensan que tienen una mala salud física y que deben de cambiar su apariencia y aspecto cuando en realidad el problema no reside ahí, sino reside en la salud de tu mente. Puedes estar delgado y tener unas analíticas de sangre perfectas y que por tus pensamientos te veas gordo.


Los siguientes consejos son para tener un equilibro entre mente y cuerpo. Han sido recomendados por al Organización Mundial de la Salud. Aún así cada persona es mundo y llega a su confort en diferentes momentos. Ejercicio físico

Realizar cualquier tipo de actividad física que haga mover a tu cuerpo, sudar y liberar endorfinas es muy bueno para la salud. estas sustancias las produce el cuerpo cuando se está ejercitando para reducir la perfección del dolor cuando interacciones con el cerebro. También se liberan dopamina que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad para hacernos sentir mejor con el entorno que nos rodea y nosotros mismos. Descansar adecuadamente

Dormir entre 7 a 9 horas diarias, dependiendo de la persona, ayuda a tener un buen rendimiento físico e intelectual, además de que regular una rutina de sueño levantándote y acostándote a la misma hora ayuda mucho. Por otro lado es necesario para que esto suceda no levantarse en mitad de alguna fase del sueño, ya que nuestro cuerpo seguirá dormido por un rato más y nos costará empezar el día. En la web Sleepytime se puede calcular.

Dieta equilibrada

Es importante comer saludable y tener una dieta rica en vitaminas, muy necesarias para la creación de hormonas que influyen en nuestro estado mental. También las proteínas e hidratos para poder estar activos durante el día. Hay que intentar evitar azúcares así como estimulantes (cafeína o alcohol) en grandes cantidades.

Buena hidratación

Es sumamente importante beber 2 litros de agua mínimo en tu cuerpo. El agua ayuda a mejorar las funciones cerebrales y a que todos los órganos funcionen de una mejor forma.

Hacer vida social

Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza. Es importante mantener contacto diario con familiares o amigos con los que hablar y mantener conversaciones. Socializar ayuda a nuestro estado de ánimo y a nuestra confianza así como previene el deterioro de muchas capacidades cognitivas.

Hacer actividades complementarias

Es imprescindible realizar actividades que se alejen de nuestro trabajo o nuestra rutina diaria. Pueden ser en grupo para así aumentar la sociabilidad si hay falta de ella o por el contrario solo si se necesita más tiempo con uno mismo. Así tenemos la mente ocupada en algún hobby que nos gusta y nuestro cuerpo segrega más hormonas de la felicidad para que estemos mejor anímicamente.

Aprender a relajarse

Las técnicas de relación están de moda estos últimos años y hacen su efecto. Te hacen sentir mejor con uno mismo. Además relajar el ritmo del cerebro y del cuerpo es muy bueno. Momentos de calma y con una respiración pausada ayuda a tener menos estrés y que la mente se relaje.

Hablar los problemas

Es importante contar ya sean a familiares, amigos o un especialista los problemas que tenemos. Liberar las cargas que tenemos en la mente y lo que nos atormenta es necesario para sentirse mucho mejor.


Gestionar los pensamientos

A todas las personas nos pasan pensamientos en muchos momentos por la cabeza muy oscuros o autodestructivos que nos trastornan. Por ello aprender a gestionarlos y sobrellevarlos aumenta nuestra productividad diaria. Es un paso más para el equilibrio mental.

Menor uso de tecnología

Reducir el tiempo de uso de los smartphones y ordenadores así como cualquier otro dispositivo electrónico es muy sano para nuestro cerebro y vivir más la vida real. Las redes sociales y ver los que hace la gente en cada momento puede ser agotador y hacer sentir peor a una persona.




3 visualizaciones0 comentarios