• Reclunautas

#RecluTips: Entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es el momento de mayor importancia, y para muchos el de más presión, en todo el proceso de búsqueda de empleo desde que enviamos el currículum hasta que tenemos respuesta. A esta cita hay que llegar con las ideas claras y con las respuestas a las cuestiones que nos pueden plantear bien preparadas.

Para triunfar en un entrevista de trabajo, algunos consejos son:


  • Recopila toda la información posible

Los expertos señalan que la preparación es una de las claves imprescindibles para triunfar en una entrevista. Es indispensable averiguar todo lo que puedas sobre la empresa y sobre tu entrevistador, y asegúrate de saber su nombre completo y su cargo.


  • Mejor a media mañana y a mediados de semana

El día y la hora a la que se concierta la entrevista es también muy importante. Siempre que sea posible, lo ideal es que te encuentres con tu entrevistador en un momento en el que no esté cerrando asuntos antes del fin de semana o pensando en comer o en irse a casa.

  • Prepárate para responder a las preguntas básicas

¿Tienes las competencias necesarias para este puesto? ¿Tienes la actitud y la motivación necesarias para hacerlo bien? ¿Encajarás en el puesto? Son preguntas básicas para cualquier entrevistador. Antes de ir a la entrevista, piensa en las respuestas.


  • Cuida tu imagen

Una buena presentación es vital, ya que la primera impresión es importante. Intenta relajarte antes de la entrevista e ir con un estado de ánimo positivo. Cuida tu ropa. Según los especialistas en psicología del color, vestir de azul es tranquilizador y es la apuesta más segura para una entrevista. El blanco y el gris sugieren, respectivamente, que eres organizado y lógico, el rojo transmite sensación de poder, y el negro puede interpretarse como elegante o serio.


  • Presta atención a la comunicación no verbal

Un apretón de manos firme inmediatamente genera una buena impresión. También es bueno sonreír al entrar en la sala. Mantén una actitud corporal abierta y receptiva, manteniendo el contacto visual, sentándote erguido e inclinándote hacia el entrevistador en señal de interés y entusiasmo. Bajo ninguna circunstancia cruces los brazos, des golpecitos con el pie en el suelo o juguetees con cosas como un bolígrafo o el móvil. Habla de forma expresiva y con confianza, evitando muletillas y titubeos.

vía



22 visualizaciones0 comentarios