• Reclunautas

#RecluTips Contrata al personal que requieres: 5 consejos para ofrecer mejores ofertas de trabajo

Este ensayo se basa en una conversación con Katrina Kibben, fundadora y directora ejecutiva de Three Ears Media, una firma de redacción que enseña a los reclutadores cómo redactar mejores ofertas de trabajo. Fue editado por su extensión y claridad.

Mi empresa hace redacción de textos publicitarios para la contratación. Enseñamos a los reclutadores a redactar, en concreto, puestos de trabajo.


Recibo más llamadas que nunca de empleadores que se dan cuenta de lo fundamental que es un cargo laboral y que necesitan saber cómo escribir uno.

Estos son mis consejos para que puedas crear mejores ofertas de trabajo.


1. No subestimes la importancia de un puesto de trabajo

Durante la Gran Renuncia, los reclutadores en Estados Unidos empezaron a «levantar la mano».


Pensaron: «Intentamos todo lo que siempre hemos hecho. Publicamos el trabajo en todas partes. Realizamos algunas llamadas telefónicas. ‘Cazamos’ gente de esa otra compañía».


Sin embargo, nunca volvieron a la variable que realmente podían controlar: el puesto de trabajo. Es la moneda de «cambio».


No puedes contratar ni despedir sin este documento y, sin embargo, a nadie le enseñaron cómo redactar la descripción de uno.


2. Reconoce y eliminar sesgos

Cuando nos apoyamos en viejas tácticas, en realidad estamos creando el resultado opuesto de todas estas iniciativas de diversidad, equidad e inclusión que decimos buscar.


Las ofertas de trabajo tienen este sesgo inherente. La gente quiere una fuente de talento diversa de personas candidatas calificadas, pero no han cambiado la manera en que preguntan, por lo que ellas todavía optan por no participar.


Ello porque la historia nos ha dicho que no estamos calificadas para estos roles, que debemos cumplir 100% con los requisitos para conseguir ese empleo.


Deja de usar años de experiencia y otros enfoques sesgados y descripciones laborales que no brindan un significado universal.


Controla la larga lista de calificaciones y requisitos. ¡No debería ser un listado de lavandería!


3. Incluye el salario

Cuando la gente me pregunta si deberían incluir el salario en un puesto de trabajo, les pregunto: «¿Alguna vez has aceptado un trabajo sin saber cuánto dinero ganarías primero?».


Es solo una elección humana básica. Nunca aceptaríamos un empleo sin saber cuánto obtendremos con él. No podemos tomar una decisión sin esa información central.

Otro problema es si el rango salarial es demasiado amplio. La base del mismo debe alinearse con la cantidad esencial de habilidad o experiencia que una persona debe tener para calificar para el trabajo.


Eso significa que ninguna persona que tome el empleo ganará menos de esta cantidad si puede hacer X, Y, Z.


Posteriormente, debes determinar qué habilidad o experiencia necesitaría una persona para marcar cada uno de tus criterios. Esto forma la parte superior de tu rango.


4. Proporciona contexto

Si bien las palabras de moda tienen significado, no es universal.

En broma le digo a la gente: «Estoy buscando un jugador de equipo altamente colaborativo para unirse a nuestro grupo de estrellas de rock que transformará el mundo». Y se ríen porque todos hemos visto un puesto de trabajo así antes.


El tema es que esas palabras dicen mucho… sin decir nada. En lugar de utilizar frases como «atención al detalle», por ejemplo, menciona el contexto en el que se aplica ese concepto.


Cuando digo atención a los detalles a una persona trabajadora de la línea de fabricación, si no prestan atención en ello, los productos podrían retrasarse.


Esto impactaría el sistema de distribución de la compañía, pero decir «atención a los detalles» y agregar «Tu labor impacta todo nuestro sistema de distribución» son dos mensajes muy diferentes.


Le comento a la gente que las palabras de moda están prohibidas, pero en realidad, están restringidas si no se proporciona un contexto que realmente indiquen lo que significan en ese rol específico para esa empresa.


5. Actúa con honestidad

Mi mayor consejo es decir la verdad. Suena tan simple, pero nueve de cada 10 veces, hay algún «bloqueo» entre nuestra cabeza y nuestras manos.

Sabemos qué decir si alguien nos pregunta, pero en el momento en que comenzamos a escribir, caemos en el viejo lenguaje comercial y tratamos de sonar «profesionales».

Escribe cosas que sean reales y verdaderas para tener éxito en ese rol; tus anuncios de trabajo van a mejorar casi instantáneamente.



3 visualizaciones0 comentarios