• Reclunautas

#RecluTips: consejos poco comunes para ser mejor en todo

Podemos mejorar en todo lo que hacemos, si estamos dispuestos a aprender de quienes han tenido logros extraordinarios o de quienes han sacado provecho de situaciones difíciles. Aquí? una lista de lecciones sobre estos personajes fuera de serie.


Supera el miedo

Momentos antes de que Ashley Caldwell aterrizara del salto que la convirtió en la campeona mundial de acrobacias de esquí de estilo libre en 2017, tenía miedo. Ninguna mujer en la historia había conseguido hacer “el Papi”. Esa pirueta implica dar tres volteretas hacia atrás con una rotación de 440 grados; una apuesta de todo o nada. Ashley temblaba dentro de sus botas de esquí, pero logró pasar dando volteretas a la historia.

Caldwell ha participado en tres olimpiadas y no es precisamente una novata, sin embargo, atribuye gran parte de su éxito a su habilidad aprendida para transformar el miedo en algo positivo. “El miedo es emocionante”, dice. “Significa que tengo una oportunidad de volverme más fuerte como atleta o como persona.”

Caldwell empieza por reconocer su miedo, algo que le recomienda hacer también a otros atletas —o en este caso, personas de negocios—. Si estás nervioso acerca de una presentación que se aproxima, prepárate de antemano imaginando cómo será que superarás el miedo. Piensa más allá de las palabras que dirás y el PowerPoint que usarás. En vez de eso, visualízate a ti mismo controlando tus emociones. Antes de una competencia, Caldwell se pregunta a sí misma: ¿Qué tan emocionada o nerviosa me sentiré? ¿Qué es lo que haré para calmarme?

Tu visualización puede incluir meditar o revisar tus notas momentos antes de la presentación. O te puedes robar la estrategia de Caldwell: para controlar sus reacciones fisiológicas se imagina a sí misma bailando con su miedo. A medida que se acerca el momento crucial, pasa de su visualización a una charla positiva consigo misma, repitiéndose una y otra vez: voy a tener éxito.

¿La lección? Finge la seguridad en ti mismo hasta que se vuelva real. Ahí es cuando todo se pone divertido, y ese es el objetivo final del éxito, dice Caldwell. “Si no me estoy divirtiendo, entonces va a ser un mal día, y me va a dejar a mí, a mi carrera y a mi estado mental peor de lo que nos encontró.”


Sé creativo

La marca de esmalte de uñas Essie es conocida por su colección de más de 1,000 tonos –cada uno ligeramente distinto del anterior– y los pícaros nombres que los acompañan. Para convertir un mar de similitudes en nombres como Jelly Apple, Be Cherry y Wrapped in Rubies, la directora general Carolyn Holba y su equipo encontraron una forma de capturar su propia creatividad.


Construye una historia de fondo

Cada colección está diseñada inspirada en un tema (los 90, el Año Nuevo en Nueva York) y es a partir de ahí que el equipo de Holba crea una historia completa y detallada. “Partiendo de esa historia, nos sentamos y nos ponemos a idear nombres”, dice, lo que resulta en nombres como Saved by the Belle y Ring in the Bling.


Diversifica tus perspectivas

El equipo de mercadotecnia incluye a personas en sus veintes, treintas y cuarentas, lo cual ofrece múltiples puntos de vista acerca de un mismo tema. “Todos experimentamos los 90 de una forma muy distinta, pero todos recordamos cosas que fueron extremadamente icónicas.”


Mantén un ambiente humano

Essie evita el uso de redactores publicitarios y de Google durante las lluvias de ideas. “Creo que esa es la razón por la cual el consumidor siente una conexión tan fuerte con nuestros nombres”, dice Holba. “Porque se trata realmente de nosotros; no de una máquina ni de un algoritmo.”


Administra a tu personal

 “Cada lección que aprendí en el entrenamiento militar es aplicable a los negocios cotidianos. Un líder de equipo se encuentra en el fondo de una pirámide que está boca abajo. Sirves a mucha gente que está arriba de ti –clientes, personal, una junta de directores– y todo ese peso es la razón por la cual la carga de responsabilidad es tan pesada. Los líderes son responsables por lo que le sucede a sus equipos.

Si el equipo no consigue sus objetivos, es porque no recibió el entrenamiento adecuado o porque no le fue dada la suficiente claridad para resolver los problemas. Es tu culpa, no la de ellos. La gente no despierta y trata de cometer un error –debes de suponer una intención positiva–. La gente falla, pero los líderes de carácter se responsabilizan por sus propios errores, o por los cometidos por su equipo.

Puedo ayudar a solucionar errores, pero no puedo reparar un carácter defectuoso. El ejército enseña que la gente disciplinada es la que triunfa. Para tener éxito, todos deben de estar alineados con un propósito claro que es más grande que uno mismo. La misión final”, dice Cullen Barbato, antiguo oficial de artillería del ejército estadounidense y actual director de operaciones de la tienda on line de relojes Crown & Caliber.


Prepárate para lo peor

El Centro de control de tráfico aéreo de la terminal del aeropuerto de Nueva York realiza aproximadamente 6,000 operaciones por día. “No podemos mover una cantidad tan grande de tráfico aéreo sin procedimientos detallados, señala Toby Bucsescu, especialista en control de tráfico aéreo.

Hay una forma fácil de hacer las cosas, pero esa quizá no sea la mejor forma de prepararse para situaciones inesperadas. “Controlamos el tráfico como si fuéramos a tener un fallo eléctrico por completo”, comenta. Por ejemplo, supone que perderá su radar, y no podrá hablar con sus pilotos. Si dos aviones quieren cruzar caminos y uno va del sureste hacia el noroeste, y el otro del suroeste hacia el noreste, es difícil saber si van a estar en el mismo lugar al mismo tiempo o si van a pasarse el uno al otro a tres millas de distancia –que es la separación lateral requerida en el espacio aéreo. Así que mantienes la separación vertical mínima, que es de 1,000 pies, entre esos aviones en todo momento. Esto garantiza que, si tu pantalla se pone en blanco y tu señal de radio se corta, esos aviones nunca jamás chocarán entre ellos. “Lo llamamos control positivo. Siempre ten listo un seguro a prueba de fallas”, dice Bucsescu.




3 visualizaciones0 comentarios