• Reclunautas

#RecluTips: Consejos para elaborar de forma correcta tu CV

Tanto si estás desempleado como si tienes trabajo pero aspiras a otro puesto mejor, debes tener un buen Currículum. El CV sigue siendo un documento clave para acceder a las empresas y debes cuidarlo al máximo. El principal objetivo de un currículum ahora mismo es que llame la atención, que resulte atractivo y que sea diferente al resto. Te damos todas las claves sobre cómo hacer un currículum de trabajo profesional perfecto.


El Currículum Vitae sigue siendo una herramienta fundamental para encontrar trabajo y darte a conocer como profesional. Es la primera impresión que se van a llevar las empresas sobre ti y te conviene que sea inmejorable. Por nuestra experiencia en la escuela, estamos acostumbrados a ver muchos CV´s de los alumnos que después enviamos a agencias con las que tenemos convenio para que hagan prácticas. De forma que sabemos en qué detalles se fijan las empresas, qué valoran y qué esperan de un currículum. Queremos compartir contigo las conclusiones a las que hemos llegado. Esperamos que te sirvan.


Dar una buena forma al currículum, que resulte atractivo a primera vista, es importante. Está claro. Más adelante te daremos algunas recomendaciones al respecto. Pero realmente lo fundamental sigue siendo el contenido, los datos que incluyes y cómo los cuentas. A continuación te damos unos tips sobre cómo mejorar tu currículum:


1. Buena foto

Debes cuidar mucho la foto que pones en el currículum. No elijas cualquiera. Te recomendamos que te hagas una buena fotografía, profesional, bien iluminada, donde se te vea la cara, estés mirando de frente y salgas con un gesto amable. Conviene que no haya objetos que te tapen (gafas de sol, pañuelos, gorros…) y que puedan hacerte sombras. A ser posible, que no sea una imagen de cuerpo entero. Mejor si aparece sólo la cara. Esa misma foto puedes tenerla en todas tus redes sociales y tu blog. De esta forma, se lo pones más fácil a la persona que te busca en Google. ¿Sabías que después de ver un currículum el 82% de los seleccionadores de personal entra en Internet para conocer más datos del candidato?

Por supuesto, no pongas una foto recortada donde apareces de fiesta, con amigos o en un bar. Debes trasmitir una imagen seria y profesional. No lo olvides.


2. Datos personales

Junto a la foto, los primeros datos que debes poner en el currículum son tu nombre, apellidos y correo electrónico. Sabemos que este punto es bastante evidente pero, créeme, todavía hay gente que se olvida o escribe mal esta información básica. En cuanto al mail, te recomendamos que sea una dirección de correo seria. Lo mejor es que incluya tu nombre y apellidos o tus iniciales. No se te ocurra añadir esa cuenta de correo que tienes para los amigos con palabras inapropiadas o graciosas.


3. Blog y Redes Sociales

Es interesante que junto a tus datos personales incluyas un enlace directo a tu web o blog y a tus Redes Sociales profesionales. Si eres o has sido alumno nuestro, ya sabes la importancia del blog para profesiones como Community Manager, periodista, diseñador y publicista. Si es así ya tendrás uno y si no lo tienes te recomendamos mucho que lo hagas. También te aconsejamos que compartas contenido de valor sobre tu profesión semanalmente en Twitter y Linkedin.


4. Título que te defina como profesional

Como frase de cabecera de tu currículum o justo debajo de tus datos personales puedes poner un título que te defina como profesional. Con esto no me refiero a que pongas «serio, responsable, buen compañero o con capacidad de organización». No se trata de escribir adjetivos sobre ti. Son mejores palabras clave* que indiquen a qué te dedicas. Por ejemplo, si trabajas en marketing online puedes escribir «community manager, especialista en SEO y Marketing de Contenidos».  Sobre todo, se trata de destacar esas funciones y perfiles que más encajan con el puesto y la empresa a la que te diriges. Aquí tienes un ejemplo que puede servirte de referencia.


5. Experiencia

En general, te aconsejamos que pongas antes la experiencia laboral que la formación. Sobre todo, si ya has trabajado en el sector al que aspiras. Las empresas van a valorarla más que los cursos o estudios que tengas. Debes escribirla en orden cronológico a la inversa, desde lo más reciente hasta lo más antiguo, empezando por los últimos trabajos realizados. Te interesa dar más visibilidad (utilizando negritas, por ejemplo) a la experiencia relacionada con el puesto que quieres conseguir. Y si durante mucho tiempo has tenido empleos que nada tienen que ver con el campo en el que quieres trabajar, no conviene que los omitas. Es mejor que los pongas. Si las empresas ven que hay un periodo de tiempo vacío, sin reflejar en el CV, se van a llevar una mala impresión.


6. Formación

En este apartado debes incluir tus últimos estudios y dónde se impartieron. Si son superiores, no hace falta que pongas también los anteriores. Se entiende que si eres licenciado has superado con éxito COU y la selectividad. En cuanto a la formación complementaria (como estos cursos online de Marketing, este curso de SEO o nuestro Máster en Marketing Online), debes escribir sobre todo la que está relacionada con la oferta de trabajo en cuestión.

Para los idiomas es recomendable hacer referencia al nivel, según el Marco Común Europeo de referencia para las lenguas. Es decir, al colocar tu nivel de conocimiento de otro idioma, utiliza los términos: B1,  B2, C1 C2, etc. En vez de «nivel medio», «nivel intermedio» o alto. Es recomendable que no pongas «nivel básico». No es relevante y no te genera más oportunidades. El efecto puede ser justamente el contrario.


7. Brevedad y concisión

Para que tu currículum sea atractivo y fácil de leer te conviene ser breve y conciso. Escribe frases cortas. Si hay algo que puedes contar con dos palabras no utilices más. Por ejemplo, en lugar de poner «en este programa me dedicaba a escribir los textos de los vídeos», deberías escribir «redactor de vídeos». Recuerda: huye de las parrafadas y ofrece la información de forma esquemática. Nosotros decimos que el buen currículum debe ser «escaneable». O sea, que la persona que lo lee pueda captar los datos más importantes en tan sólo unos segundos. Los seleccionadores de personal tardan una media de 7 segundos en decidir si un CV es interesante o no. Tenlo en cuenta. Quizá este ejemplo te ayude.


8. Lenguaje sencillo

No emplees tecnicismos, ni palabras demasiado rebuscadas. Usa un lenguaje sencillo que cualquiera pueda entender. Ten en cuenta que, muchas veces, los primeros que reciben tu documento son del departamento de recursos humanos y no tienen por qué dominar los códigos de todas las áreas de la empresa. Pero, en cambio, son los encargados del filtrar los currículum más interesantes, así que te conviene seducirlos y conquistarlos a un sólo golpe de vista.


9. Uso de palabras clave

Llamamos palabras clave a los términos más utilizados y buscados por la gente sobre un tema o sector. En este caso, te sugerimos que detectes las palabras clave de tu perfil profesional y del sector en el que quieres trabajar para que las incluyas en tu currículum. Destaca también tus características profesionales que más encajan con la empresa a la que te diriges.


10. No repetir datos

Asegúrate de no repetir varias veces la misma información. No aporta nada y está ocupando un espacio que podrías emplear para otra cosa. En el currículum la economía cuenta: todo lo que te puedas ahorrar jugará a tu favor.


11. Información final: habilidades, idiomas, informática

Deja para el final los datos extra relacionados con las habilidades, los idiomas y los conocimientos tecnológicos. El hecho de ponerlos en el último lugar no significa que sean menos importantes. Cuida su presentación. Te sugerimos, por ejemplo, que utilices elementos más visuales o gráficos para contarlos, como hace Carlos de Frutos, un antiguo alumno de nuestra escuela.


12. Extensión adecuada

Lo ideal es que el currículum te ocupe una página, no más. En el caso de que tengas una larga trayectoria y mucha experiencia, la labor de síntesis tendrá que ser mayor.


13. Ortografía y gramática

También es algo evidente, pero conviene recordarlo porque es muy importante. Un currículum con faltas de ortografía o de expresión causa una impresión nefasta y dice muy poco de su autor. Por un lado, deja en evidencia que no se ha revisado varias veces el texto antes de entregarlo. Y, por otro, daña su imagen. También tienes que tener en cuenta elegir el mejor tipo de letra para tu curriculum para que sea bien legible. Te aconsejamos que antes de mandarlo se lo pases a algún amigo o persona con criterio para que le eche un vistazo y te diga si está todo bien.


14. Un CV diferente para cada oferta de trabajo

Conviene que repases el currículum y cambies los datos cada vez que lo envíes a una empresa para una nueva oferta de trabajo. De hecho, es recomendable que tengas versiones diferentes del CV. En cada una destacarás una funciones u otras dependiendo de la demanda de la empresa y de los requisitos solicitados.




6 visualizaciones0 comentarios