top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#RecluTips simples pero esenciales para ser un mejor líder en el trabajo y en la vida

Todo el mundo tiene la capacidad de iniciar su propio negocio, ya sea que esté vendiendo joyas hechas a mano desde su casa o iniciando una empresa multimillonaria. Sin embargo, incluso si tiene toda una vida de experiencia como propietario de un negocio, no necesariamente equivale a ser un verdadero líder. Hay una gran diferencia entre ser un CEO y ser un líder.

Convertirse en un líder eficaz requiere mucho más que dirigir una empresa y establecer la estrategia. Mientras que algunas personas pueden tener el aplomo, la confianza y la visión innatos para convertirse en líderes natos, la mayoría de los líderes inspiradores han logrado excelentes habilidades de liderazgo a lo largo del tiempo al implementar las prácticas y hábitos correctos y perfeccionar un conjunto específico de habilidades.


Si estás buscando fortalecer tus propias habilidades de liderazgo, acá hay algunas consideraciones clave que debés tener en cuenta a medida que avanzás en tu viaje.

Mirarte en el espejo

Antes de que puedas comenzar a trabajar para convertirte en un líder fuerte, debés preguntarte: "¿Qué tipo de líder quiero ser?" No hay una respuesta correcta a esta pregunta. Los estilos de liderazgo vienen en diferentes formas, desde audaces y transformadores hasta reflexivos y tranquilos.

Tener una idea clara y concisa de qué tipo de líder querés ser marcará la pauta de cómo hacer una serie de cosas como líder, ya sea que tenga que ver con el compromiso de los empleados, la innovación de productos, las inversiones o algo más. También te ayuda a establecer metas sobre cómo desarrollar tu conjunto de habilidades individuales.

Si no estás seguro de qué tipo de líder te imaginás siendo, buscá líderes que te inspiren dentro de tu industria. Reflexioná sobre por qué te inspiran y qué aspectos de su estilo de liderazgo se alinean más con tus aspiraciones de liderazgo.

Fomentar una línea abierta de comunicación

La comunicación sólida es una habilidad que podría decirse que es la más esencial para un líder eficaz. También es un área que necesita atención constante y afilada.

Los grandes líderes hacen tiempo para hablar con los miembros del equipo y colegas de forma regular. También establecen una línea abierta de comunicación, en la que los empleados de todos los niveles de experiencia se sienten cómodos comunicándose con ellos para discutir cualquier tema que tengan en mente.

Tu equipo debe sentirse cómodo viniendo a vos con cualquier tipo de comentario, especialmente si es algo con lo que no se sienten cómodos discutiendo en una reunión.

La conclusión es que tu equipo nunca debe sentirse ansioso o nervioso cuando quiere hacer una pregunta o expresar una inquietud. Es muy importante mantener una línea abierta de comunicación y desafiar a todos los que te rodean a compartir sus pensamientos. Lo que es aún más importante es estar abierto a la retroalimentación.


Involucrar tu lado creativo

Como líder, es clave poder encontrar soluciones creativas a desafíos predecibles. Por ejemplo, cuando mi empresa compró por primera vez un pequeño hotel de 50 habitaciones en Ohio, era un hotel tradicional de servicio limitado. Sin embargo, tenía el potencial de ser un hotel boutique único.

Comenzamos aprendiendo sobre la historia del hotel y descubrimos que originalmente se abrió con un nombre que tenía el significado de "algo extra". Quería pensar fuera de la caja y pensar en una forma de seguir ese tema, así que decidí darle un nombre actualizado y colocar obras de arte en todo el hotel.

El objetivo era crear un entorno único y acogedor donde los invitados pudieran disfrutar del vestíbulo como una galería de arte y poner esas obras de arte a disposición de los invitados para que las compraran. Esta se convirtió en la manera perfecta de ofrecer a los huéspedes "algo extra" con cada visita.

La creatividad es esencial para crear experiencias extraordinarias. Cada vez que se necesitan encontrar soluciones para un desafío, he descubierto que alentar a las personas que te rodean a encontrar soluciones creativas y listas para usar es mucho más efectivo.

En última instancia, un liderazgo fuerte se define por la capacidad de motivar, alentar e inspirar a tu equipo para que puedan alcanzar sus objetivos al más alto nivel posible.



4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page