• Reclunautas

#RecluTips: Ser un mejor programador

¿Eres programador o estás pensando en aprender a programar? Probablemente ya sepas que no es una tarea fácil. ¿Puede hacerlo cualquiera? Podría decirse que, con el esfuerzo necesario, sí. Pero una cosa es programar y otra ser un gran programador.


Diversos estudios cifran el número de desarrolladores profesionales que hay en el mundo entre los 16 y los 18 millones. ¿Te parecen muchos? Es bastante probable que en los próximos años esta cantidad siga aumentando. Pero seguramente tú no quieras ser uno más, sino que quieras ser uno de los buenos.


Destacar en una profesión nunca es fácil. Exige esfuerzo y ciertas capacidades que no todas las personas tienen (al menos de inicio). ¿Quieres saber cómo ser un buen programador?


Tener afán por no parar de aprender

La informática es una ciencia que se encuentra en continua evolución. Nuevos lenguajes de programación, nuevas versiones de los lenguajes ya establecidos, nuevos conocimientos de todo tipo… Como profesión, se hace muy difícil llegar arriba si no se está constantemente actualizado. Y para estar actualizado, el interés por aprender cosas nuevas es imprescindible. Si te gusta hacerlo, si disfrutas aprendiendo, has elegido la profesión adecuada. Tu curiosidad será tu mayor valor. Si no paras de leer e investigar, serás mejor en tu trabajo y disfrutarás más haciéndolo.


Tener una buena capacidad analítica

Si eres programador profesional, lo sabes. En gran medida, programar es saber resolver problemas. Por ello, ser capaz de entender los problemas y descomponerlos en problemas más pequeños y más fáciles de solucionar es muy útil en el oficio de la programación. Si además tienes una buena capacidad de razonamiento lógico, irás un paso por delante y tu trabajo será mejor.


Ser creativo

Además de ser analítico, para crear desarrollos y para poder solucionar problemas te vendrá muy bien tener una mente creativa. Si te tomas la programación como una actividad monótona, probablemente pasarás por dificultades; te resultará más difícil progresar, y además lo más probable es que te aburras un montón. Si utilizas tu lado creativo, no sólo lo notará tu trabajo, sino que te divertirás más haciéndolo.


Tener una gran fortaleza mental

Es uno de los principales motivos por los que algunas personas ni siquiera se plantean la opción de programar. Para ser un gran programador necesitarás una fuerza mental notable. Tendrás que acumular una amplia cantidad de conocimientos, y no sólo eso, sino que precisarás la destreza necesaria para saber hacer uso de ellos con inteligencia. Además, deberás ser capaz de gestionar bien el estrés. ¡Nadie dijo que fuera fácil!


Ser paciente

La programación es un trabajo a medio y largo plazo, no se suelen ver resultados en el instante. Por eso, en más de una ocasión va a ser necesario que te armes de paciencia. Además, con frecuencia te verás enfrentado a problemas difíciles de solucionar que desafiarán tu serenidad una y otra vez. Si eres capaz de tomarte esas situaciones con temple, será más probable que hagas un buen trabajo.


Ser detallista

Como se suele decir, “el demonio está en los detalles”. Si quieres ser un buen programador, ser minucioso en tu trabajo será una característica muy valorable. Tus desarrollos tendrán más calidad, y evitarás problemas y mucho tiempo perdido buscando las razones por las que algo no está funcionando.




15 visualizaciones0 comentarios