• Reclunautas

#RecluTips errores que estás cometiendo en tus entrevistas de trabajo

Una de las cosas que hace que los nervios se pongan de punta son las entrevistas de trabajo.


Ya sea tu primera entrevista o que ya estés curtida, siempre habrá adrenalina en el momento. Muchas veces, los nervios harán que cometamos errores.


Así que toma nota para darle la vuelta a esa entrevista de trabajo para sacarle el mejor provecho.


Una de las cosas que aconsejan los expertos es hablar sobre tus errores en otros trabajos y lo mucho que has aprendido de ellos.


También comentan que una visión fresca sobre un tema de rutina llama la atención de los reclutadores.


Además, tener un currículum bien estructurado y concreto es clave en la ecuación.


Errores que estás cometiendo en tu entrevista de trabajo


1. No agradecer al entrevistador

Primeramente, da las gracias por haber considerato tu currículum.

Esto demuestra educación y hasta humildad, pues le dejas saber que pudo haber considerado otras opciones.


2. No describir tus virtudes con humildad

Si te piden hablar sobre tu personalidad, tus virtudes y tus defectos, sé clara y no te alabes mucho ni te extiendas.

Lo mejor es mencionar palabras clave como "adaptable", "comprometida", "proactiva", "honesta", "de confianza", "amigable" o palabras que sepas que te describen.

Muestra quién eres y por qué eres la candidata adecuada para el puesto sin caer en la exageración.


3. No hablar de tus defectos

Es importante tocar este tema de forma honesta, pero sin meterte el pie.

En cada descripción haz hincapié en qué es lo que has aprendido de tus errores; claro, siempre aplicado al ámbito laboral.

Por ejemplo: "Me dijeron que era dispersa. Solía ser muy proactiva, pero mis propuestas no tenían rumbo. Aprendí a seleccionar mis objetivos y a concretarlos".


4. No hablar sobre tu experiencia de forma relacionada con la vacante

Si no tienes experiencia alguna, puedes hablar sobre tareas menores que te hayan sido encargadas y cómo las realizaste.

También habla sobre por qué, a pesar de no tener experiencia, eres la candidata ideal para el puesto por tus habilidades y puntos a favor.

Si ya tienes experiencia, adapta tus conocimientos a la vacante en cuestión, por más disímiles que sean.

Elige dos cualidades que sepas que pueden aportar a la compañía y utilízalas como razones convincentes para concretar la contratación.


5. Hablar mal de tu exjefe o excompañía

Siempre sé muy profesional en este ámbito. Evita hablar mal de tu jefe o de la empresa anterior.

Además de no ser profesional, recuerda que el mundo es un pañuelo y puede que tu entrevistador conozca a tu anterior jefe o incluso que esté en esa compañía en un puesto superior.

Mejor explica que buscaste nuevas oportunidades y retos que el anterior trabajo no te ofrecía, o que hubo una reestructura, dependiendo de los motivos por los que hayas salido.


6. No mostrar que eres flexible

Esta cuestión encierra dos cosas: una, la incapacidad para adaparte a las nuevas soluciones o cambios, y la otra es la negativa a querer aprender.

Ambas cuestiones son muy importantes y deberías dejar en claro que deseas aprender cosas nuevas, nuevas formas de llegar a mismo objetivo y que eres flexible ante los retos que traen las nuevas tecnologías.


Cómo hacer un currículum que llame la atención de los reclutadores

Los reclutadores le dedican de 6 a 8 segundos en una primera revisión de un currículum.


Captar la atención en un periodo de tiempo tan breve requiere tener un diseño atractivo y adecuado, un titular que aborde el área de especialización, una experiencia previa explicada de forma visual y los requisitos específicos del puesto al que se aplica (idioma, herramientas tecnológicas o cualidad, entre otros).


De acuerdo con Aixa Zerpa, experta en Recursos Humanos e instructora en Udemy, éstos son los cinco consejos para un currículum que llame la atención del reclutador.


Personalización

El CV debe estar dirigido a la empresa a la cual se aplica. Es importante tener más de un modelo y ajustarlo al perfil de la compañía. No vale un único modelo para todas las candidaturas de empleo.


Diseño

Debemos asegurarnos de contar con un diseño limpio y sencillo, evitando colores muy llamativos y el uso excesivo de iconos y gráficos. Deberemos incluir sólo lo estrictamente necesario, sin saturarlo.


Contenido

El CV debe tener un contenido de alto valor para la posición a la que aplicamos. Es fundamental la presencia de palabras claves, así como una muy buena redacción y una ortografía perfecta. Debe ser preciso y estar orientado al rol al que aspiramos, pues esto permitirá al reclutador identificar con claridad si encajamos en el puesto.


Diferenciación

Tenemos que dejar muy claro qué elementos de nuestra experiencia exactamente hacen diferente nuestro CV frente al de otros candidatos. En este sentido, tanto una buena redacción del perfil profesional como una explicación de los logros alcanzados en cada experiencia laboral serán factores diferenciales claves.


Estructura

Un buen orden de las secciones que nos describen facilita la lectura y la identificación de los requisitos y elementos claves que el reclutador buscará en el CV.

Seguir estos consejos te permitirá poner a punto tu currículum, pero para alcanzar el empleo soñado es también fundamental crear una red, un ‘networking’ a través de redes sociales.

Esto implica tener un perfil bien elaborado e interactuar en las redes ofreciendo conocimiento e información de valor para crear una buena red de contactos.




0 visualizaciones0 comentarios