• Reclunautas

#RecluTips 7 consejos esenciales para pequeñas empresas

En la actualidad, resulta relativamente sencillo comenzar una empresa exitosa. Sin embargo, deben tenerse en cuenta ciertas pautas que permiten mejorar la gestión empresarial y aumentar el rendimiento productivo y comercial, especialmente de las pequeñas empresas. Cómo mejorar el rendimiento de la empresa Si bien hoy resulta más sencillo y accesible que nunca abrir una empresa propia, mantenerla en funcionamiento requiere de cierta tenacidad y mucho esfuerzo. Esto es especialmente cierto para las pequeñas y medianas empresas, ya que estas se encuentran en una situación financieramente vulnerable durante sus primeros dos años de vida. Entre las principales tareas que debemos llevar a cabo para organizar las finanzas y poder desempeñarnos en el mercado, se encuentra la apertura de una cuenta para autónomo: se trata de un servicio bancario pensado para la actividad independiente que no comporta gastos de mantenimiento ni comisiones, y permite obtener una tarjeta de crédito o débito gratuita. En caso de una pyme, quizás lo mejor sea recurrir a una cuenta para pequeñas empresas, las cuales disponen de las mismas ventajas —carece de comisiones y gastos de mantenimiento—, pero además no dispone de ningún costo en lo que se refiere a transferencias, emisión de cheques o nóminas dentro del Espacio Económico Europeo. No obstante, reducir los costos de gestión asociados a la administración del dinero no es el único factor a tener en cuenta: resulta necesario realizar otras acciones con el objetivo de mejorar la visibilidad, el rendimiento comercial y la rentabilidad, y producir una estructura sólida que permita optimizar los recursos e implementar estrategias de direccionamiento estratégico a largo plazo. Estudio de mercado Si bien puede parecernos relativamente sencillo conocer cuál es nuestro negocio, el modelo de rentabilidad y el cliente al que buscamos atender, lo cierto es que resulta fundamental efectuar un estudio de mercado que nos brinde información fehaciente sobre su estado actual. Esto permite elaborar una estrategia comercial adecuada teniendo en mente los perfiles de clientes, sus expectativas y demandas, y la mejor manera de comunicarnos con él. Las siguientes son las pautas que no pueden faltar durante un estudio de mercado:

  • Conoce la demanda y determina la oferta existente

  • Segmentación de la demanda y perfil del cliente objetivo

  • Sector industrial y competidores que lo componen

  • Datos demográficos y estadísticos

  • Creación de un mensaje y branding

Cuenta bancaria y servicios financieros Si bien mencionamos las cuentas profesionales más arriba, es necesario enfatizar su importancia para la gestión económica. Estas no solo ofrecen seriedad y confianza a nuestras operaciones, sino que además ofrecen beneficios de distinto tipo por su empleo, costos y versatilidad. Por otro lado, conviene disponer de opciones financieras que nos permitan garantizar la actividad de la empresa en casos de urgencia o cuando buscamos expandir nuestras operaciones a otros mercados, producir un nuevo producto o invertir en publicidad. Existen muchas alternativas para pequeñas empresas, como estas cuentas, que resultan accesibles y que, empleadas con buen criterio, pueden representar una gran herramienta. Asociaciones, incentivos y descuentos Finalmente, una última estrategia que puede resultar increíblemente provechosa son las asociaciones corporativas con el objetivo de compartir recursos y aumentar la visibilidad de las partes involucradas. Para ello, es necesario contactar a otras empresas del sector, negocios locales y proveedores para elaborar estrategias de marketing conjuntas. Esto requiere conocer muy bien a nuestro cliente y sus intereses, para poder identificar las acciones a desarrollar y los colaboradores más apropiados para ello. Entre las distintas estrategias, se pueden desarrollar eventos de promoción, seminarios, concursos y confeccionar programas de recompensas y fidelización que fomenten la participación de los clientes. A la hora de establecer un nuevo negocio, hay que tener en cuenta muchos factores, que van desde las cuentas para autónomo hasta las campañas de marketing adecuadas para desarrollar satisfactoriamente la actividad empresarial y asegurar su éxito en el mercado actual. Implementar estrategias de e-mail marketing Este tipo de estrategia es una de las más accesibles y efectivas para pequeñas empresas. Se trata de una actividad en la que se busca profundizar en la relación con el cliente. Al mismo tiempo, dispone de la capacidad de captación de nuevos clientes a través del denominado cold e-mail marketing. Para desarrollar esta estrategia de manera satisfactoria, existen pautas optimizadas:

  • Definir el objetivo de la comunicación: suscripción, venta, comunicación institucional, etc.Definir el perfil de la persona real que será la destinataria de la comunicación: edad, cargo, estudios, poder adquisitivo, etc.

  • Definir la naturaleza del contenido, su estructura, diseño y crear una voz que debe mantenerse durante las sucesivas instancias de comunicación: familiar, formal, de autoridad, etc.

  • Emplear programas para la gestión del e-mail marketing: estos disponen de plantillas predeterminadas, funciones de segmentación de clientes y vinculación con programas de gestión empresarial, entre otros.

  • Marketing online

  • Igual que en el caso anterior, el marketing online incluye todas aquellas acciones dedicadas a aumentar la visibilidad y presencia de nuestra marca en los distintos ámbitos online: publicidades en sitios web, Facebook Ads y Google Ads, redes sociales, entre otros, resultan muy útiles para ello.

En cuanto a las redes sociales, esta es la opción más económica y efectiva para desarrollar estrategias de marketing que se ajusten a la imagen de nuestra empresa, en función de los intereses de nuestra audiencia: la creación de contenidos en plataformas y redes sociales permite generar dicha audiencia de manera orgánica y aumentar las ventas. Optimización de motores de búsqueda (SEO) Esta práctica consiste en el empleo de ciertos conocimientos y herramientas para la gestión del contenido online. Consiste en la optimización de las características de nuestro contenido para obtener una mayor presencia en los buscadores de internet. De esta manera, nuestro contenido se prioriza por dichos buscadores de manera orgánica. Existen muchas herramientas gratuitas y manuales de distinto tipo que permiten aprovecharlas para mejorar el rendimiento de nuestras publicaciones tanto en redes como en Google y otros motores de búsqueda: utilizar palabras claves, descripciones adecuadas para las imágenes publicadas, titulación y muchos otros requerimientos de búsqueda. Sistemas de gestión ERP Los denominados sistemas de planificación empresarial o ERP por sus siglas en inglés —Enterprise Resource Planning— se utilizan para la gestión de las distintas actividades de una empresa. Se trata de herramientas económicas de alto rendimiento que simplifican las operaciones diarias y mejoran su desempeño: desde la producción y distribución hasta la actividad comercial y contable. En la actualidad, estos sistemas disponen de versiones gratuitas con funcionalidades básicas que, sin embargo, resultan eficaces para empresas pequeñas. En efecto, estos permiten automatizar procesos, compartir información en tiempo real y vincular las distintas actividades para mejorar el rendimiento comercial.


3 visualizaciones0 comentarios