top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#PersonaFavorita Sam Altman

Sam Altman está buscando financiación para poner en marcha una empresa dedicada a la fabricación de chips, y parece que necesita una gran cantidad de dinero para conseguirlo. Según el Wall Street Journal, puede esta buscando conseguir hasta 7 billones de dólares. Para ello, el CEO de OpenAI ya se ha reunido con varios inversores potenciales para poner en marcha su proyecto.

Este nuevo proyecto que tiene Altman se ha hecho público varias semanas después de que empezase a negociar con varios inversores de Oriente Medio, así como con empresas de fabricación de chips. Siempre con el objetivo de conseguir dinero para fabricar chips con IA a través de una iniciativa que incluye la puesta en marcha de una red global de plantas para su manufactura.

Además, Altman ha estado hablando con varios miembros del Congreso de Estados Unidos sobre el aumento del suministro global de semiconductores capaces de soportar cargas de trabajo con IA. El máximo responsable de OpenAI, y una de las figuras más destacadas del desarrollo de la Inteligencia Artificial a nivel mundial, eso sí, no ha hecho declaraciones sobre el proyecto que está preparando.

Antes de fin de año, el pasado mes de noviembre, también aparecieron varios rumores de que Altman había estado buscando inversión para abrir una empresa de desarrollo de chips de IA, que tendría el nombre de Tigris y que estaba posiblemente más centrada en el diseño de semiconductores. Incluso se ha rumoreado que habría valorado la compra de empresas para fabricar chips para IA en el seno de OpenAI, y ha contratado al antiguo responsable del chip de Google para IA como responsable de hardware.

Lo único que ha hecho es publicar en sus redes sociales que cree, como otros, que el mundo «necesita más infraestructura para IA: capacidad de fabricación, energía, centros de datos, etc. que la que se está planeando construir en la actualidad. Desarrollar una infraestructura a escala masiva, y una cadena de suministro resiliente es crucial para la competitividad económica. OpenAI intentará ayudar«.

La demanda de chips capaces de ejecutar cargas de trabajo de IA es más elevada que nunca, y parece que no va a parar de crecer a corto o medio plazo. Pero las compañías dedicadas al diseño y a la fabricación de chips, como Nvidia (que depende de TSMC para su fabricación), están teniendo problemas para cubrir la demanda que hay actualmente. Nvidia, que quiere poner en marcha una división de diseño de chips personalizados, ha estado controlando la disponibilidad de sus GPUs H100, y sus directivos esperan que la escasez de este tipo de chips dure al menos otro año y medio más.

Esto a pesar de que hay fabricantes de chips, como TSMC o Intel, que está invirtiendo grandes cantidades en el desarrollo de nuevas plantas de fabricación de chips en varias regiones del planeta. Pero todavía tardarán un tiempo en empezar a funcionar. Además, la falta de trabajadores cualificados para cubrir sus plantillas actuales y futuras, así como varios problemas que han retrasado las fechas de fabricación de varias plantas y gamas de chips, no ayuda precisamente a acelerar los tiempos de su desarrollo.





1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page