• Reclunautas

#PersonaFavorita Pat Gelsinger

La semana pasada tuvimos la oportunidad de asistir a una ronda de preguntas y respuestas con el CEO de Intel, Pat Gelsinger. Como sabrán muchos de nuestros lectores, Pat Gelsinger asumió una responsabilidad muy importante cuando se puso al frente del gigante del chip en enero de 2021. En aquel momento la compañía se había visto superada en el mercado de consumo general por los Ryzen 5000, y en el sector profesional la competencia de los AMD EPYC también le estaba pasando factura.

Bajo la batuta de Pat Gelsinger llegaron los procesadores Alder Lake-S, que fueron un éxito total y devolvieron al gigante del chip la corona del rendimiento en el mercado de consumo general. También tuvieron lugar otros anuncios importantes, como Sapphire Rapids, una generación de procesadores para entornos profesionales verdaderamente revolucionaria, y se produjeron importantes avances en otros sectores, gracias a soluciones como Ponte Vecchio y la serie Arc Alchemist, que por fin ha llegado al mercado.

En líneas generales ha quedado patente que Pat Gelsinger ha conseguido devolver a Intel al camino correcto, y en la sesión de preguntas y respuestas que compartimos con él tuvimos la oportunidad de perfilar algunos detalles importantes sobre el futuro de la compañía. El ejecutivo habló sobre un tema muy importante para la industria tecnológica, la cadena de suministros, y también comentó otros temas interesantes, como la diversificación y el uso de nodos de última generación.

Sobre el tema de la cadena de suministros, Pat dijo que la situación sigue siendo complicada, y que para responder a los desafíos que plantea es necesario pasar de un modelo de «just in time» («justo a tiempo») a un modelo «just in case» («por si acaso»). La idea que plantea el CEO de Intel es simple pero muy importante, ya que implica, en resumen, adoptar un modelo de cadena de suministros más fiable y estable para poder responder a los desafíos que tenemos que afrontar ahora mismo, y los que están por venir.

Los cambios de proceso de fabricación también han sido fundamentales para Intel, aunque tuvieron momentos complicados. Todos nuestros lectores recordarán que la transición de los 14 nm a los 10 nm llevó más tiempo de lo esperado, y este ha sido otro de los temas más interesantes que ha explicado Pat Gelsinger. En un gesto de absoluta transparencia, el ejecutivo reconoció que su primera aproximación a los 10 nm fue muy ambiciosa, de hecho tuvieron cinco tecnologías diferentes alrededor del nodo de 10 nm, y que cometieron el error de no abrazar de lleno la EUV (Extreme ultraviolet lithography) para la producción de dicho nodo.

Pat Gelsinger ha confirmado que el nodo Intel 7 ha alcanzado una madurez plena y que el nivel de producción es muy bueno, y que actualmente hay varios equipos de ingenieros trabajando en paralelo en los futuros nodos de la compañía, conocidos como Intel 4, Intel 3 e Intel 20A. En principio, no deberían producirse retrasos importantes.

Por último, la diversificación seguirá siendo fundamental para Intel, prueba de ello lo tenemos en su apuesta por el sector gráfico, pero también en sus importantes novedades a nivel de software, que van desde Intel Unison hasta su primer kit de desarrollo cuántico, y que han convertido a la compañía de Santa Clara en mucho más que un gigante del chip.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo