• Reclunautas

#PersonaFavorita Lisa Su

En los cinco años al frente de AMD, las acciones de la compañía han crecido de manera exponencial, desde 3 dólares a 55 dólares por acción. Y no era sencillo ya que cuando accedió al cargo, la compañía estaba cercana a la bancarrota y la mayoría de analistas apostaban por su venta o absorción.


Los últimos resultados trimestrales han confirmado la recuperación de AMD, con 1.790 millones de dólares en ingresos y unos beneficios de explotación de 177 millones de dólares, para un aumento del 40% interanual, aunque estuvieron lastrados por el COVID-19 como los del resto de compañías.


Desde hace mucho tiempo a la sombra del dominio de Intel, AMD se ha convertido en un serio desafío para el gigante del chip desde el lanzamiento de la arquitectura Zen. Las ventas de procesadores Ryzen alcanzaron en septiembre un récord histórico y superaron a sus equivalentes de Intel en varios países y plataformas de venta como Amazon.


Aciertos propios con la última generación de CPUs y fallos de rivales como el retraso en el suministro de chips de una Intel atascada en el cambio a los procesos de fabricación de 10 nanómetros, están consiguiendo que AMD aumente ventas en el canal retail y también en el importante segmento OEM, posicionando sus chips en portátiles y máquinas de sobremesa de los principales fabricantes o alimentando otras como las consolas de última generación de Microsoft y Sony.


También importante la subida de ventas de chips gráficos, aunque en ese segmento siga dominando Intel en ventas totales con sus integradas y NVIDIA domina con las dedicadas.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo