top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#EsTendencia Puestos tecnológicos, los de mayor demanda, pero menor talento femenino Michael Page

La mayoría de las empresas prevé invertir en tecnología este año, lo cual no es de extrañarse considerando que ésta se ha convertido en un factor determinante para el crecimiento y sostenibilidad de los negocios. Sin embargo, desde la agencia de reclutamiento PageGroup se observa un fenómeno particular que vive el sector de la tecnología y que es transversal al resto de las industrias que requieren talento especializado: los puestos tecnológicos son los de mayor demanda, pero también son los de menor representación femenina. De acuerdo con Michael Page IT, Digital & eCommerce, la contratación de perfiles de desarrollo representó el 36% del total de posiciones permanentes en tecnología por la compañía, reafirmando la alta demanda de estos perfiles y la necesidad de las organizaciones de comenzar a invertir en procesos de transformación digital. No obstante, del total de posiciones cerradas en tecnología, el 83% fueron ocupadas por hombres y el 17% restante por mujeres. En cuanto a las edades, la mayor concentración se encontró en un rango de 29 a 33 años (28%), seguida de 34 a 38 años (26%) y de 24 a 28 años (18%). Esta brecha responde a que por muchos años la tecnología fue una de las industrias asociadas con hombres y hasta ahora muy pocas mujeres se han involucrado en este sector, tanto que el mercado continúa siendo predominantemente masculino, pese a la búsqueda de nuevos perfiles. Más que por la falta de ofertas, es por una cuestión de formación. Únicamente 2 de cada 10 estudiantes de carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) son mujeres, lo cual dificulta que haya una paridad entre los géneros para cubrir la demanda de cargos en tecnología. Sólo en un año, la contratación de perfiles de desarrollo representó el 36% del total de posiciones cerradas en TI, lo cual deja en evidencia el área de oportunidad que hay para los perfiles que encajan con los requerimientos del mercado laboral, sin importar el género. En este sentido, la brecha, aunque problemática, representa esperanzadora para el talento femenino porque la mayor parte de las empresas han empezado a trabajar con células ágiles, siendo las mujeres las principales promotoras de esta forma de trabajo con un 78% de adhesión, de acuerdo con un estudio de PageGroup. Esto significa que el talento femenino puede insertarse en el mundo de la tecnología. Las organizaciones están adoptando un enfoque estratégico para la resiliencia e invirtiendo en las áreas clave que mantendrán la competitividad, incluida la capacitación para mejorar habilidades y la inversión en la captación de nuevos talentos que aporten soluciones rápidas y efectivas en escenarios volátiles e inciertos. Hoy día, saber que el talento capacitado es escaso ha hecho que las compañías robustezcan sus esquemas de compensación no salarial para competir con empresas extranjeras que también buscan atraer a perfiles de tecnología. Dentro de los beneficios más atractivos están las conferencias internacionales, networking, intercambio de experiencias con pares en otros países, certificaciones y cursos online, descuentos en gimnasios, bonos por rendimiento, tiempo libre, home office, entre otros incentivos. Para las mujeres, y el talento en general, el desafío está en la capacitación. Ya sea a través de un bootcamp, de una carrera STEM, o de formación organizacional, conocer y aprovechar las áreas y competencias con mayor demanda y remuneración les dará una ventaja competitiva. Por ejemplo, una de las habilidades técnicas más solicitadas para puestos de tecnología es el inglés. Se evidencia que solo el 13% de los profesionales tienen manejo de este segundo idioma, lo que encarece estos perfiles en el mercado y obliga a las compañías a mirar hacia otros países para cubrir la demanda.


26 visualizaciones0 comentarios
bottom of page