top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#EsTendencia No solo la gente pasa de volver a la oficina: muchos no quieren volver a los viajes

Los viajes corporativos se han visto afectados en los últimos años, tras detenerse casi por completo a causa de la pandemia de la Covid-19 y luego se convirtieron en algo mucho menos frecuente a medida que las empresas priorizaban las reuniones online y nos acostumbramos a ellas, casi a la fuerza.

Ahora, hay indicios de que se avecina una recuperación y se prevé que los viajes vayan a ir aumentando en este 2023 y en 2024 hasta alcanzar cierta "normalidad" en comparación con la vida anterior a la pandemia. Esta es una buena noticia para las empresas del sector.

Sin embargo, hay una nueva investigación que revela que la mayoría de los viajeros de negocios no están tan entusiasmados con la idea de volver a la carretera.

Como ya hemos visto en muchas ocasiones, las empresas necesitan escuchar a sus trabajadores si quieren retener y atraer talento. En este caso, para las empresas, el impacto de no considerar este nuevo entorno es significativo.


Solo un 30% quiere volver a viajar

Según una encuesta de Opinium encargada por World Travel Protection y publicada en Fortune, solo un tercio de los viajeros de negocios (33 %) dicen que están contentos de volver a viajar por trabajo.

Y sus razones apuntan a que, efectivamente, el parón que vivimos con el confinamiento ha cambiado muchas cosas de cómo vemos la vida y cómo llevamos a cabo las rutinas.

Quienes afirma que no están contentos de viajar dicen que se sienten ahora más preocupados por su salud y bienestar, que tienen más en cuenta estos aspectos que antes de 2020. Y que los viajes les llevan a sentirse que a menudo estresados, agotados, nostálgicos y ansiosos.

Además, alrededor de una cuarta parte de todos los viajeros de negocios, hombres y mujeres, dicen que prefieren no viajar a países donde los derechos de las mujeres no están protegidos.

El estudio está hecho en Estados Unidos y en Canadá.


Miedos que puede encontrar una persona

Por su parte, desde Fortune afirman que asuntos como conflictos geopolíticos, la creciente discriminación contra ciertas comunidades y etnias (es decir, el racismo), la inteligencia artificial y otros cambios en la tecnología y el cambio climático que conducen a un aumento en la incidencia de desastres naturales, son temas que preocupan a la gente.

Los retrasos y las interrupciones son la mayor causa de preocupación (82 %), además de contraer COVID-19 y tener que aislarse (70 %) y perder un teléfono o el ordenador portátil. Otras preocupaciones incluyen ser pirateado usando una red WiFi no segura, ser víctima de un delito o sufrir amenazas geopolíticas.

Además, hay solo una pequeña mayoría de los viajeros de negocios siente que su organización podría ayudarlos si tuvieran una emergencia (60% de los encuestados en Estados Unidos y un 54 % de Canadá) o si necesitaran ayuda médica mientras viaja al extranjero. Incluso menos viajeros de negocios piensan que sus empresas ayudarían si perdieran su pasaporte o dinero.

Una de las conclusiones de las personas encargadas del estudio es que el estrés de viajar y estar lejos de las redes de apoyo tradicionales es un desafío para muchas personas, y esto se ve agravado por el agotamiento creado por la pandemia de COVID-19.

Para las empresas, Grace Patenall, directora legal global de World Travel Protection, señaló que: "lo que algunos empleadores pueden no entender es que tienen el deber de cuidado, o la obligación legal, de evitar que sus empleados corran riesgos razonablemente previsibles".






6 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page