• Reclunautas

#EsTendencia Meta despide al 13% de su plantilla: su momento más complicado en casi veinte años

Se cumplió la peor de las noticias. La compañía matriz de Facebook, Meta, ha confirmado que el despido masivo de sus empleados afectará a 11.000 personas. Próximamente todos los trabajadores recibirán un correo electrónico que les informe sobre si continúan o no en la empresa.

Si se analizan los datos del presente año de la compañía, se detecta que ha perdido un valor en torno al 71%, cayendo sus acciones en bolsa en un 20%. Meta cuenta actualmente con 87.000 empleados en todo el mundo en sus diferentes plataformas (Facebook, Instagram y Whatsapp).

Mark Zuckerberg, CEO de Meta y creador de Facebook, ha asegurado que los trabajadores despedidos podrán acceder a su correo electrónico para despedirse, pero no a la plataforma de Meta, debido a la cantidad de información sensible que contiene. “Sé que esto es duro para todos y lo siento especialmente por los afectados”, añadió.

Se trata del mayor recorte de personal que experimenta la compañía en sus casi dos décadas de vida y más afectando a todo tipo de departamentos y regiones. No obstante, algunas áreas como reclutamiento y negocios se han visto más perjudicadas que otras. Es el caso también de Reality Labs, sección especializada en los proyectos de metaverso para Meta, es decir, en el futuro de la empresa.

Sin ir más lejos, a finales de septiembre de este año se contaba con 87.314 trabajadores, es decir, el mayor número que la compañía había tenido en nómina en toda su historia.

En el tercer trimestre de 2022 los datos de Meta reflejan la desaceleración general que existe en todos los sectores económicos, incluido el tecnológico. No obstante para los inversores ha sido un jarro de agua fría, ya que las acciones de Meta fueron al alza tras el anuncio con una subida de un 6,36% avanzada la jornada.


Las causas de los despidos, según Meta

La pandemia. Con el inicio del confinamiento las redes sociales y el comercio electrónico ocuparon un lugar prioritario, pero conforme avanzaron las semanas este posicionamiento fue reduciéndose. La crisis económica y el aumento de la competencia les hizo desvanecerse.

Ingresos publicitarios. La crisis pos-pandemia llevó a las empresas a reducir sus inversiones en publicidad. Además los cambios tecnológicos en iOS (sistema operativo móvil de Apple) supusieron que los desarrolladores tuvieran que pedir permiso para obtener información de navegación de los usuarios. Ahora Meta no podía ofrecer a los anunciantes información de sus usuarios con iPhone. También Google a principios de año anunció algo parecido en Adroid.

Las otras redes sociales. Meta ha visto como otras redes sociales, como TikTok, han conseguido atraer a usuarios jóvenes frente a las suyas, a pesar de la relevancia de Instagram.

Su apuesta por el metaverso. No ha dado los beneficios que se esperaban. Al ser una estrategia a medio-largo plazo ésta no ha logrado generar ingresos inmediatos. A esto se le suma la criticada presentación de Zuckerberg de su avatar que movía y levantaba las piernas, al afirmar que era una animación exclusiva para la presentación que aún no era posible en Facebook.

El propio Zuckerberg asegura que quiere cambiar el método de operar de la compañía para recortar en gastos y reorganizar los equipos, reduciendo inmuebles. De este modo, aquellos empleados que pasen más tiempo fuera de las oficinas compartirán espacio de trabajo en lugar de tener puestos propios.

En 2023 prevén centrar sus inversiones en áreas de crecimiento de alta prioridad y que sus equipos de mantuviesen estables o se redujeran levemente en tamaño, en función de la evolución. Las contrataciones se congelarán al menos durante el primer cuarto del próximo año.

Este caso recuerda al de Twitter, aunque ahora el recorte de personal que aplica Meta triplica al de la red social del pajarito.

Tras la compra de Elon Musk, Twitter ha conseguido salir del pozo en el que se encontraba. Su nuevo propietario vendió 19,5 millones de acciones de Tesla a cambio de 4.000 millones de dólares para cerrar el pago de 44.000 millones que tenía que realizar por Twitter.




5 visualizaciones0 comentarios