top of page
  • Reclunautas

#EsTendencia Mejor acceso de las pymes a las tecnologías digitales con plataformas Low-Code

La transformación digital se ha convertido en un pilar fundamental para aquellas organizaciones que quieran seguir siendo competitivas en el mercado. Sin embargo, con la actual escasez de formación en perfiles digitales –se estima que se necesitarán 50.000 profesionales técnicos cada año que pase sin cubrir la carencia-, las empresas tienen difícil continuar a la vanguardia en nuevas tecnologías.

Con la actual falta de talento de perfiles especializados en TI, que afecta tanto a las compañías clientes, como a los proveedores tecnológicos, los costes de inversión y producción de aplicaciones High-Code se incrementará de forma exponencial cada año que pase. En relación con ello, el último estudio del Barcelona Digital Talent en colaboración con NTT Data: “Análisis del Low-Code: un nuevo paradigma en el desarrollo del software” afirma que, entre 2018 y 2023, se necesitarán crear 500 millones de nuevas aplicaciones a nivel mundial, lo que supondría superar el número de aplicaciones generadas en los últimos 40 años.

En la actualidad, existen tecnologías que pueden ayudar a superar esta brecha, a la vez que se forma de manera ágil a perfiles sin experiencia en TIC. Gracias a los últimos avances, las empresas son capaces de simplificar cada vez más sus procesos para optimizar los tiempos y sus recursos. Una de esas herramientas que sirven para automatizar el trabajo en las empresas y mejorar la productividad y rendimiento de los proveedores de TI, acortando los tiempos y mejorando el ROI de sus proyectos, son las conocidas como plataformas Low-Code.

Las tecnologías Low-Code son aquellas que minimizan, e incluso eliminan (No-Code) la codificación manual en el desarrollo de aplicaciones de software. De hecho, la consultora tecnológica Gartner estima que, en 2025, siete de cada diez aplicaciones estarán desarrolladas con programación de bajo código (low code) o sin código (no code).

Esta filosofía digital fue creada para permitir a crear aplicaciones y programas sin necesidad de conocimientos avanzados de programación. Este enfoque de desarrollo de software permite crear aplicaciones de una manera más rápida y sencilla. Su objetivo es automatizar tareas complicadas y repetitivas para optimizar los tiempos y permitir que los encargados se dediquen a otras tareas de mayor importancia.

Entre sus principales ventajas destacan la accesibilidad de todas las personas a la tecnología, la facilidad de desarrollo debido a su interfaz visual con gamas de componentes prediseñados y la reusabilidad de los módulos, la automatización de flujos de trabajo, y la capacidad para construir aplicaciones personalizables.

Impulso de la transformación digital empresarial y creación de perfiles híbridos

Existen muchas opciones de plataformas de programación Low Code. Una de ellas es la desarrollada por Microsoft, Microsoft Power Platform. Con 10 millones de usuarios activos mensuales, el producto de la multinacional combina una serie de soluciones interconectadas para crear aplicaciones a bajo coste, rápida implantación, y ahorro en el tiempo de desarrollo.

La misma combina, desde tableros de visualización que permiten organizar grandes volúmenes de datos, pasando por el desarrollo de aplicaciones de bajo código, hasta capacidades para la automatización de flujos de trabajo y el desarrollo de bots de chat inteligentes.

Las plataformas de programación basadas en el concepto Low Code permiten ampliar funcionalidades a medida que crece la empresa o utilizar únicamente los módulos que necesita la misma. Otra de sus ventajas es que están disponibles para todos los dispositivos, lo cual incrementa la flexibilidad y optimiza el trabajo, permitiendo asimismo una integración con software de diferentes proveedores.

Además, gracias a la optimización e implementación de este tipo de soluciones, las organizaciones pueden formar a perfiles híbridos que mejoren la calidad del trabajo día a día con pequeños desarrollos funcionales, a la vez que conocen perfectamente las necesidades de negocio de la empresa. De esta forma, los flujos de trabajo en las empresas son muchos más dinámicos, al evitar los grandes equipos de trabajo que retrasan la comunicación -necesaria- de los grandes proyectos con lenguaje de código más complejos.

Así, el informe del Barcelona Digital Talent, concluye que: “el Low-Code abre nuevas puertas al talento, ofreciendo la posibilidad de participar en el desarrollo de código a personas con perfiles más diversos que nunca. De hecho, este tipo de software ya se contempla en muchas empresas como una tendencia democratizadora de la tecnología, que da respuesta a la falta de talento especializado en el ámbito TIC”. Una tendencia que, efectivamente, supondrá la simplificación del entorno informático para empresas de todos los tamaños y sectores, la democratización en el acceso a las funcionalidades digitales más avanzadas para que las organizaciones mejoren su competitividad y la reducción de los tiempos y costes en gran parte de los proyectos de TI llevados a cabo.

Firmado: Iago Oro, director de Customer Engagement en ARBENTIA


2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page