top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#EsTendencia Los jefes prefieren ascender y pagar más a quien va a la oficina, según un estudio: "quien teletrabaja está en desventaja"

De acuerdo con un nuevo estudio sobre el trabajo híbrido, las personas que trabajan desde casa siempre o solo parte del tiempo tienen menos probabilidades de obtener aumentos salariales y ascensos que las que van a la oficina. Estos resultados salen de una encuesta realizada a 937 gerentes del Reino Unido.

Este estudio da la razón a la opinión de una experta en negocios, que publicamos en Genbeta y que fue muy polémica, que decía que los jóvenes que teletrabajan no  van a ser nunca directivos ni llegarán a ganar mucho dinero, aunque también decía que puede ser que no es lo que buscan las personas que quieren priorizar la flexibilidad laboral. 

Ahora, este nuevo estudio hecho en el Reino Unido afirma que los directivos dicen que hay un 11% menos de probabilidades de otorgar un ascenso al personal que trabajaba completamente desde casa que a aquellos que trabajaban completamente en la oficina.

Los trabajadores híbridos (aquellos que trabajan parte en la oficina y parte en casa) tiene en promedio un 7% menos de probabilidades de ser ascendidos.

En cuando a dinero, los gerentes tenían un 9% menos de probabilidades de otorgar un aumento salarial al personal que trabajaba completamente desde casa que a aquellos que trabajaban completamente en la oficina, y un 7 por ciento menos de probabilidades de otorgar uno a los trabajadores híbridos.


Cómo se llevaron a cabo estas investigaciones

Agnieszka Kasperska, la profesora Anna Matysiak y la Dra. Ewa Cukrowska-Torzewska, todas de la Universidad de Varsovia, llevaron a cabo la investigación, el primer estudio desde que comenzaron los confinamientos en el Reino Unido sobre cómo el trabajo desde casa afecta a una carrera profesional.

Presentaron a 937 gerentes empleados en diversas empresas e industrias en el Reino Unido dos perfiles de miembros hipotéticos del personal a tiempo completo que trabajaban cinco días en la oficina a la semana, cinco días en casa o tres días en la oficina y dos en casa.

Luego, los gerentes eligieron a cuál ascenderían y también a cuál darían un aumento salarial. Agnieszka Kasperska ha dicho hoy que “la pandemia de Covid-19 ha provocado un cambio sustancial hacia el trabajo desde casa, lo que puede influir potencialmente en las actitudes de los empleadores y en la disposición de las empresas para gestionar empleados remotos".

Sin embargo, explican las investigadoras que sus hallazgos indican que las personas que trabajan desde casa todavía enfrentan desventajas profesionales, independientemente de la adopción generalizada de este modo de trabajo.





12 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page