top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#EsTendencia Las empresas encuentran mayor rentabilidad en utilizar servicios de IA existentes

Los proveedores cloud y los fabricantes de software han encontrado en la IA Generativa un nicho de mercado por explotar. Mucho se viene hablando a lo largo del último año sobre el gran impacto que ésta posee en pro de alcanzar la rentabilidad económica, la eficiencia y la productividad. Se espera incluso que los niveles de incorporación de esta tecnología a las operaciones empresariales aumenten paulatinamente con el paso de los meses.

Se estima que para 2025 las herramientas de IAG escribirán el 30% de los mensajes salientes, aumentando el porcentaje al 90% de cara a 2026. Estos pronósticos tienen un gran sentido si se tiene en cuenta que se espera que la IAG aporte un valor económico de, al menos, 4,4 billones de dólares al cierre del año 2023 (según un último informe de McKinsey).

Pese a todo, los expertos en la materia aseguran que las empresas optarán por destinar una partida presupuestaria, cada vez mayor, a adquirir servicios de IAG ya existentes, en lugar de invertir en la investigación y el desarrollo de estas capacidades por sí mismas. Estos elevados costes informáticos y de almacenamiento, además de los altos salarios que reclaman los científicos de datos y desarrolladores de IA, haría que las empresas ni siquiera se planteasen esta opción.

Los CIO están sometidos a una elevada presión por parte de los directores ejecutivos y las juntas directivas para implementar la IAG de manera rápida y efectiva. Ante la inexistencia de recursos óptimos, recurren a proveedores de su confianza que otorguen seguridad, protección de datos, talento y retorno de la inversión.

En este sentido, IDC considera que el gasto empresarial en software GenAI, hardware de infraestructura y servicios comerciales y de TI aumentará en un 73,3% en 2027, es decir, hasta los 143.000 millones de dólares.


La tendencia del GenAI empresarial

Ante esta espiral de incertidumbre, Tim Crawford, CIO y asesor estratégico de la firma asesora AVOA, asegura que la gente no consumirá IA Generativa en un futuro como un producto discreto, sino como una función integrada dentro de otras funciones centrales de carácter superior.

De ahí que el último estudio sobre el estado de fabricación de 2023 elaborado por Parsec, demuestre que más del 50% de los encuestados considere que tanto la IA como el LLM deberán ser características estándar en el software empresarial. Para conseguirlo, los proveedores deberán establecer un precio único en el que todas las funcionalidades, incluida la IAG, se encontrasen incluidas. No existe una concienciación actual de pagar una tarifa mensual por usar estos servicios, pero sí se apuesta porque se incorporen al software empresarial.

La tendencia no es otra que las empresas puedan elegir los LLM que mejor se ajustasen a sus intereses. Las empresas aprovecharán en el futuro sus herramientas y espacios en la nube para incorporar la IAG a funciones de logística, sostenibilidad y RRHH.


Un producto en expansión

Así pues, los proveedores y fabricantes de software como Microsoft, Oracle y Salesforce ofrecen un producto en el que la seguridad y la protección de los datos son prioritarias, en línea con las políticas corporativas. Empresas como Microsoft han llegado a invertir hasta 13.000 millones de dólares en OpenAI, pero el retorno de inversión les ha llegado y les ha permitido innovar en servicios de IAG.

Así es como han desarrollado el concepto de generación aumentada de recuperación (RAG), disponible a través de AWS y Microsoft Azure. Se crea un sistema de recuperación de información que controla los datos para generar una respuesta de un LLM, asegurando que los datos estuviesen fuera del dominio público. Microsoft brinda RAG en su versión preliminar con OpenAI, mientras que Amazon SageMaker lo ofrece en su conjunto de herramientas.

Sin ir más lejos, SAP introdujo herramientas de IAG de código bajo o sin código, con algunas funciones disponibles sin costo, para que las empresas pudiesen aplicarlas. Así, SAP Joule se presenta como un asistente de desarrollo IAG. SAP se ha aliado con las empresas de datos e inteligencia artificial Collibra, Confluent, Databricks y DataRobot para ayudar a construir su nueva cartera de gestión de datos Datasphere.


Recomendaciones esenciales en IAG

Se recomienda a los CIO que introduzcan la IAG en el entorno laboral, con barreras de seguridad establecidas y un propósito claramente definido, formando y educando a trabajadores y usuarios para obtener respuestas valiosas y un nuevo método de trabajo que permita obtener un valor de mercado importante. Solo así se conseguirá un ROI inmediato




6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page