• Reclunautas

#EsTendencia Google paga "miles de millones" para que su buscador se use por defecto en los móviles

Entre los motores de búsqueda, es indudable qué compañía lleva la delantera en la actualidad: Google está muy por delante de sus competidores. En el mes de agosto, su buscador tenía el 92% de cuota de mercado a nivel mundial, y de hecho en España superaba el 95%, según datos de Statcounter.


El Departamento de Justicia de Estados Unidos es consciente de esta situación y en la actualidad está llevando a cabo una investigación para determinar si en el mercado de los buscadores tiene lugar un monopolio de Google y si se produce algún caso de abuso de posición dominante.

Este jueves, el fiscal Kenneth Dintzer, del Departamento de Justicia estadounidense, ha comparecido frente a un juez federal Amit Mehta en una audiencia en Washington que marca el primer evento importante de la investigación sobre los buscadores, como ha informado Bloomberg.


La principal conclusión inicial de la investigación es que Google paga "enormes cantidades de dinero" a los fabricantes de dispositivos móviles, como Apple y Samsung, así como a compañía de telecomunicaciones, para mantener su puesto como el buscador más utilizado del mundo.


"Google invierte miles de millones en aparecer por defecto, sabiendo que la gente no cambiará [de buscador]", asegura Dintzer en la audiencia. "Están comprando la exclusividad de los buscadores por defecto porque esto importa mucho", añade.


Los contratos de Google con otras empresas tecnológicas forman la parte central de la investigación de la administración de Estados Unidos contra Google por supuesto monopolio, que no se espera que se lleve a juicio hasta el año que viene, aunque se inició al final del gobierno de Donald Trump.


En respuesta a las afirmaciones del fiscal, los abogados de Google han defendido que la investigación se enfoca demasiado solamente en otros motores de búsqueda y que en realidad debería tener en cuenta cualquier lugar donde una persona puede buscar información en Internet, como TikTok, Facebook o Amazon.


"El hecho de que Google no se enfrente a la misma competencia en todas las consultas no significa que la empresa no se enfrente a una dura competencia", defienden los abogados del gigante tecnológico.


La fiscalía mantiene en la investigación que los contratos de Google con otras empresas para que su buscador se use por defecto suponen otra barrera para el resto de compañías que ofrecen herramientas de este tipo, y evita que puedan ganar mercado y suponer una competencia real.

"La exclusividad por defecto permite a Google negar sistemáticamente los datos a sus rivales [con los que funciona un buscador]", ha concluido el fiscal del Departamento de Justicia.

3 visualizaciones0 comentarios