top of page
  • Foto del escritorReclunautas

#EsTendencia El mundo depende del lenguaje COBOL y casi no hay desarrolladores que lo conozcan

En el año 1959 el Departamento de Defensa de Estados Unidos junto con fabricantes tecnológicos de la época, crearon un lenguaje de programación, llamado COBOL  (Common Business Oriented Language) y conocido por su complejidad y por su falta de flexibilidad para adaptarse a otros, como se ha ido viendo con el paso del tiempo.

IBM se había propuesto conseguir por fin jubilarlo pronto, ya que edad para ello la tiene. El pasado mes de agosto, TechCrunch hizo público que IBM había anunciado Code Assistant for IBM Z, una plataforma que usa un modelo  de IA generativa capaz de traducir COBOL para convertirlo en código  Java.

Se esperaba que estuviera disponible en el cuarto trimestre de 2023, siendo, por fin, una opción prometedora a la hora de reemplazar proyectos veteranos que están basados en COBOL para adaptarlos a los nuevos  tiempos. Pero el año se está acabando y parece ser que no es fácil.


Los intentos de IBM para superar a COBOL

IBM lleva tiempo trabajando en una plataforma de inteligencia artificial llamada watsonx que, en teoría, permite convertir el código COBOL en código en lenguajes más modernos y conocidos por más profesionales en programación, como es el caso del lenguaje Java, para que los desarrolladores puedan trabajar directamente con el resultado tal y como recoge Xataka.

Sin embargo, el responsable del proyecto, Keri Olson, ha declarado a PCMag que aunque watsonx "ayuda [a  los clientes] a refactorizar sus aplicaciones", y usa la inteligencia artificial para ello, sigue necesitando de la asistencia del desarrollador. El problema, como bien titula ese mismo artículo es que "el mundo depende de un código de hace 60 años que ya nadie conoce".

Skyla Loomis, vicepresidenta de IBM Z Software afirma que watsonx puede generar el 80 o 90% de lo que  necesitan para el resultado final, pero seguirá siendo necesario que un profesional realice "un par de cambios", ya que la propuesta de la empresa tecnológica "es una mejora para la productividad pero no un sustituto del desarrollador" (como vemos que sucede en general con las inteligencias artificiales y su uso en el sector).


Los problemas de COBOL

Efectivamente, COBOL es un lenguaje de programación antiguo que mucha gente ya desconoce. Durante la pandemia documentamos desde Genbeta los esfuerzos que se hicieron para lograr que profesionales en tecnología aprendieran este lenguaje y pudieran seguir trabajando sobre él, ante la escasez de mano de obra. También IBM ofrecía formación gratuita.

Aunque hay desarrolladores que siguen trabajando con él,  cada vez hay menos expertos que puedan gestionar los sistemas basados en esta plataforma. Un estudio de 2022 afirmó que en los entornos de producción aun se encuentran 800.000 millones de líneas de código de COBOL, mientras que la empresas quieren lenguajes más modernos para sustituir a COBOL.

En la banca, según otro informe, casi la mitad de los sistemas bancarios tienen algo de este lenguaje, lo que se traduce a que casi todas las transacciones que se realizan a diario siguen dependiendo en mayor o menos medida de este lenguaje de programación que resulta desconocido para muchos.

Sobre la inteligencia artificial que prometía ser una solución ante este problema, incluso IBM admite que la tecnología es nueva y no está probada, pero sigue siendo optimista sobre su futuro. Dice Olson que si preguntas sobre estudios de casos específicos del asistente de código Watsonx, "aún no hemos publicado ningún estudio de caso al respecto", pero confían en su "experiencia con la informática Z y nuestros clientes en mainframe, así como nuestra experiencia con la IA".






2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page