top of page
  • Reclunautas

#EsTendencia Ahora sabemos porqué Elon Musk decidió comprar la red social

Hace unas horas publicamos que Elon Musk vuelve a querer comprar Twitter y mantiene su oferta de 44.000 millones de dólares para librarse del juicio. Y en este culebrón entre Musk y Twitter que arrancó la pasada primavera, hay un nuevo capítulo: los mensajes secretos que Elon Musk compartió con Parag Agrawal, el CEO de Twitter desde hace menos de un año, y luego con Jack Dorsey, el fundador, que tuvo que interceder.


En este nuevo capítulo se ha filtrado que el CEO le dice al magnate Musk que "eres libre de publicar que Twitter está muriendo, o lo que quieras publicar, pero es mi responsabilidad decirte que esto no me ayuda a mejorar Twitter en un contexto como este". Cuando Parag Agrawal asumió el cargo de consejero delegado de Twitter el pasado mes de noviembre, tras la sorpresiva dimisión del cofundador Jack Dorsey, era poco conocido fuera de la empresa.


Lo que no era fácil de imaginar es que estos meses iban a ser tan polémicos para él y sobre él. Como recuerdan desde la CNN, Agrawal ha protagonizado una revelación de información, ha sido reprendido en una audiencia del Congreso y ha recibido críticas del hombre más rico del mundo (y su posible futuro jefe) tanto en público como en privado.

Ya estaban en contacto antes del anuncio de Musk

La serie de mensajes de texto, revelados en una presentación judicial de Delaware, sugieren que los dos hombres estuvieron durante un breve periodo de tiempo estrechando lazos, incluso sobre su amor compartido por la ingeniería, después de que Agrawal se pusiera en contacto con él, semanas antes de que Musk revelara su oferta para comprar Twitter.


"Hola Elon - genial estar conectado directamente. Me encantaría charlar", escribió Agrawal el 27 de marzo. Los archivos muestran que a Musk le gustó el mensaje y que quedaron en reunirse alrededor de las 8 de la tarde. Unos días más tarde, el 31 de marzo, quedaron para cenar cerca de San José, a medida que se aceleraba el impulso del acuerdo.

Las comunicaciones dan una idea de las cuidadosas negociaciones que se estaban llevando a cabo en privado. En ese momento, el multimillonario había invertido en acciones de la empresa y sugería ideas para su mejora mientras que públicamente proponía crear su propia red social de código abierto.


En un momento dado, Agrawal cuestionó a Musk en los textos sobre sus críticas públicas a Twitter y calificó sus comentarios de poco útiles y de "distracción interna". Y la respuesta de Musk fue: "¿Qué has hecho esta semana?" Musk respondió menos de un minuto después. "No voy a entrar en el consejo. Esto es una pérdida de tiempo". Y finalmente le dijo que "haré una oferta para que Twitter sea privada".

El juicio, que comenzará el 17 de octubre, decidirá si el hombre más rico del mundo tendrá que completar la adquisición de la empresa de medios sociales por valor de 44.000 millones de dólares que ha acordado.


Dos días después, Agrawal y Musk parecían llevarse bien, planeando su relación laboral. "Escribí software pesado durante 20 años", escribió Musk. "Me relaciono mucho mejor con los ingenieros que son capaces programar que con gerentes o MBA". Agrawal respondió: "En nuestra próxima conversación, trátame como un ingeniero en lugar de como un director general y veamos a dónde llegamos".


Musk y Dorsey

Esto no queda aquí. El confundador de Twitter también entró al trapo. Durante el polémico intento de Elon Musk de adquirir Twitter, Jack Dorsey le dijo al CEO de Tesla que la plataforma de microblogging debería basarse en un "protocolo de código abierto, financiado por una fundación". El 5 de abril, Jack Dorsey, antiguo director ejecutivo de Twitter, describió a Agrawal ante Musk como un "ingeniero increíble", pero afirmó que el consejo de administración de la empresa era "terrible".


La idea de Dorsey fue que "en lugar de seguir sometiendo a Twitter a la propiedad corporativa convencional", Twitter debería ser financiada por una fundación sin control sobre un protocolo público. "Un poco como lo que ha hecho Signal", continuó Dorsey. "No puede tener un modelo publicitario". Como explicó Dorsey, tener un modelo publicitario da espacio a que el gobierno y los anunciantes tratarán de influir y controlar. Hay que recordar que Dorsey dijo en el pasado sentirse culpable de haber hecho de Internet un gigante centralizado.

Tras esto, Bret Taylor, presidente de la junta directiva de Twitter, contactó a Musk: "Parag me ha comentado de vuestra conversación, ¿podemos hablar?". Y la respuesta de Musk fue: "cuenta con recibir una oferta privada". Una de las frases más destacadas de Musk en esta conversación es : "arreglar Twitter hablando con Parag no va a ayudar" y que "hay que tomar una drástica decisión". Lugo le dice que intentar solucionar problemas con una empresa pública no va a funcinar y que esa es también la opinión de Dorsey. Taylor le recuerda que solo lleva 24 horas en la junta directiva y que si pueden hablar para entender su posición. Musk le dice que está a punto de irse, pero que podrán hablar al día siguiente.


31 visualizaciones0 comentarios
bottom of page