• Reclunautas

#EsTendencia 94% de empleados se quedaría más en su empresa si esta invirtiese en su formación

El estudio Digital Skills Index 2022 sobre competencias digitales y que desvela cómo aprenden los trabajadores en activo, realizado por Salesforce, deja claro que en una etapa como la actual, en la que la demanda global de trabajadores con habilidades digitales nunca ha sido mayor, éstas están rezagadas: tres de cada cuatro personas en el mundo no cuentan con los recursos para aprender las habilidades digitales necesarias para tener éxito. No obstante, un 82% de los participantes en la encuesta para elaborar este estudio tiene previsto actualizar sus conocimientos.


Los datos que ha obtenido Salesforce para su Digital Skills Index 2022 también le han permitido descubrir los Perfiles de Aprendizaje de Competencias Digitales. Estos se basan en las similitudes de aprendizaje y ofrecen a trabajadores y empresas información sobre cómo aprenden las personas y hacer de esta manera que puedan mejorar sus competencias con más rapidez y eficacia. Estos perfiles identificados por Salesforce han quedado divididos en tres categorías: Estudiantes del futuro, Face-Value learners y aprendices familiares.


Dado que cada persona aprende de manera diferente, conseguir que las empresas aprendan cómo lo hacen puede ayudarlas a diseñar itinerarios personalizados de aprendizaje para cada persona o equipo. También a replantearse sus programas de formación y desarrollo para adoptar sistemas que ofrezcan mejores resultados y generen reconocimiento. En cualquier caso, tanto para las empresas como para sus empleados, la puesta en marcha de programas de formación constituye un esfuerzo para acabar con la brecha formativa y digital que existe, con flexibilidad para los empleados.


De las tres categorías en las que Salesforce ha clasificado a los perfiles de los empleados en cuanto a aprendizaje, los Estudiantes del futuro son ágiles y tienen esperanza. Son buscadores de habilidades y estudiantes proactivos, además de estar listos para adaptarse al cambio, y confían en su capacidad para seguir el ritmo. Aprenden mejor a través de actividades prácticas, de manera visual.


Les gusta afrontar retos y aprender continuamente: el 94% afirma que se quedaría en su empresa más tiempo si ésta invirtiera en su desarrollo. Si la empresa les dota de los recursos que necesitan para estar en la vanguardia de los cambios en tecnología, y de una fuerza de trabajo competitiva, les ayudará a desarrollar sus carreras. Esto podría abrir nuevas oportunidades de negocio a la empresa para que pongan en práctica sus habilidades digitales, además de ayudar a la retención de talento, como hemos visto.


Los Face-Value learners están preparados para las competencias actuales, y se sienten cómodos en los entornos de trabajo actuales. Entre el 55% y el 58% de ellos son mujeres. Los que pertenecen a este grupo reconocen que la tecnología colaborativa es un área en el que pueden mejorar, ya que el 25% de los encuestados del grupo aseguran tener un nivel avanzado en estas habilidades. Además, pocos de los pertenecientes a la Generación Z aseguran tener un conocimiento avanzado de programación (20%), ciberseguridad (18%) o Inteligencia Artificial (7%). Eso sí, reconocen su importancia.


Para que la brecha de habilidades digitales de este grupo pueda cerrarse, las empresas tendrían que incentivar a estos empleados para que participen en programas de formación sobre habilidades digitales críticas, en las que reconocen no estar muy avanzados, en el lugar de trabajo.


Por último, los conocidos como Estudiantes familiares, se les considera como buscadores de habilidades cotidianas, y se señala que tienen un carácter tímido. Se sienten preparados para adaptarse al cambio y para desarrollar las habilidades digitales que sean necesarias. Tienen un nivel principiante en las habilidades digitales en el lugar de trabajo, pero no las están desarrollando de manera activa. Son mujeres entre un 61% y un 64%, y están en las primeras etapas de su preparación para un puesto de trabajo digital. A veces no saben por donde empezar, por lo que les viene bien contar con un tutor y apoyarse en compañeros que entren en la categoría de Estudiantes del futuro que quieran ayudarles a desarrollar las habilidades que necesitan para tener éxito.

Salesforce, como parte de su compromiso de ayudar a los trabajadores a acceder al sector tecnológico, pretende ofrecer oportunidades a personas en todo el mundo para que puedan aprender habilidades digitales para acceso a este sector. Para ello cuenta con la Comunidad Trailblazer, una red de 15 millones de personas que se ayudan mutuamente a aprender nuevas habilidades. Para ello cuenta con una plataforma online con más de 1.300 grupos regionales y de intereses repartidos por todo el mundo.

También con Trailhead, una plataforma de formación online gratuita, que permite formarse desde cualquier punto sin tener que abonar ningún coste. Además, cuenta con el programa de formación Pathfinder, que se encarga de formar a personas con las habilidades técnicas, empresariales y sociales necesarias para desarrollar su carrera en el ecosistema de Salesforce. Y con Trailblazer Connect, que ayuda a localizar, a través de eventos y recursos online, oportunidades de tutoría y carrera profesional.



4 visualizaciones0 comentarios